Rafael Guerra Pérez

Hola, mi nombre es Rafa Guerra, y como cada uno tiene su historia, la mía no comienza sino que termina en 1994 con una lesión que frenó mi carrera deportiva.
En ese momento conocí más a fondo la Fisioterapia, pero al contrario de lo que podría parecer, no me trajo aquí el deporte sino ella misma. Descubrí que había una profesión que podía hacer lo que realmente sentía, que era ayudar a los demás. Quise hacer de la Fisioterapia mi vida y dejé en 1996 el deporte profesional.
Empecé Fisioterapia en 1997 pasando de puntillas por la Universidad, y nada más terminar comenzó mi verdadera historia.
Por una buena influencia, entré en nuestra “maravillosa” burbuja formativa e hice de la formación de posgrado mi ocio y mi necesidad, formándome simultáneamente durante muchos años en casi todos los cursos que podía realizar. Tanta formación y mi experiencia clínica y deportiva me llevó sin buscarlo a comenzar mi parte docente en 2006 y ahí sigo porque en una profesión como la nuestra donde ayudamos a los demás, me tomé la docencia como la posibilidad de llegar a más personas a través de compañeros, compartiendo mi pequeño y limitado conocimiento y mi experiencia de vida.
Y ahora es el momento de un nuevo proyecto que todavía podría posibilitar hacer mucho más y por mucha más gente, luchar por la Fisioterapia y ayudar a mejorar mi profesión. Y creo en ello tanto y creo tanto en las compañeras que nos capitanean en esta candidatura, que merece la pena robarle algo de tiempo a lo más valioso que tengo, mi familia.